antes y después de reciclar una caja de vino

Cómo reciclar una caja de vino para guardar tus accesorios y complementos

antes y después de reciclar una caja de vino
¿Tienes cajas de vino de madera y no sabes cómo aprovecharlas? Quizás le has dado una utilidad pero desconoces cómo adornarla para que se vea más bonita. Gracias a este tutorial aprenderás cómo reciclar una caja de vino y decorarla para convertirla en un organizador de accesorios y complementos.

Las cajas de vino son ideales como contenedores para guardar todo tipo de objetos. Normalmente están fabricadas con piezas de madera poco atractivas que presentan nudos e imperfecciones, además de impresiones y logotipos de la marca, por ello resultan idóneas para decorar.

Personalmente he reciclado varias cajas de este tipo, puedes ver varios ejemplos en cómo reciclar una caja de vino en un joyero o en cómo reciclar una caja de vino en una bandeja de desayunos.

direrentes formas de reciclar una caja de vino

Además la peluquería a la que suelo ir se ha convertido en un improvisado «punto de recogida» de cajas de vino y de madera en general que dejan las clientas para que les dé una segunda vida. Normalmente tengo «carta blanca» para decorarlas como quiera, aunque para mi supone una doble responsabilidad ya que no solo se trata de hacer un buen trabajo, sino de acertar los gustos de la propietaria de la caja.

En la siguiente imagen se puede ver cómo era la caja de vino antes de empezar a decorarla:

antes de reciclar una caja de vino

En su interior contaba con un par de tablillas divisorias por lo que se me ocurrió que podría reciclar la caja de vino como una caja organizadora de accesorios y complementos: fulares, cinturones, calcetines, etc.

interior de una caja de vino

Paso a paso para decorar y reciclar una caja de vino

La madera de este tipo de cajas suele ser bastante áspera y presentar imperfecciones, por esta razón siempre recomiendo lijar la superficie independientemente del tipo de pintura o técnica decorativa que se vaya a emplear. De esta forma se evita que  puedan deteriorarse los objetos que se almacenen en su interior.

Para lijar se han de seguir los siguientes pasos:

– Dar una primera pasada con una lija de grano medio (entre 80 y 120).
– Dar la segunda pasada con una lija de grano fino (entre 240 y 280).
– Seguir siempre el sentido de la veta de la madera.
– Eliminar los restos de polvo con un trapo humedecido y bien escurrido.

Por otra parte también resulta conveniente que elimines cualquier puntilla o grapa que sobresalga tanto por tu propio bien, como para prevenir que algún objeto se enganche o desgarre.

Tras el lijado procedí a pintar la caja. El hecho de que este tipo de cajas se comercialicen con la madera sin tratar y que hayamos lijado previamente, nos asegurará un buen agarre tanto para pinturas al agua como sintéticas. Normalmente me suelo decantar por pinturas al agua, como la chalk paint o pintura a la tiza y los esmaltes al agua, ya que se secan rápidamente y no tienen un olor tan intenso como el de las sintéticas.

En esta ocasión pinté el exterior de la caja con pintura a la tiza en spray de color verde menta.

pintar una caja de vino para reciclarla

Y la tapa y el interior con pintura a la tiza en spray de color gris ceniza.

pintar para reciclar una caja de vino

pintar para reciclar una caja de vino

Seguidamente decoré la caja con papel. Se podría haber colocado directamente el papel sobre la caja sin pintar, pero teniendo en cuenta que existen papeles muy finos como las servilletas o el papel de arroz, prefiero pintar previamente ya que además contribuye a que la cola o pegamento agarre mejor.

Para la tapa de la caja utilicé un papel de regalo con motivos geométricos que combinaba tonos dorados, verdes, grises y cobre.

reciclar una caja de vino con papel de regalo

Para el borde exterior elegí una servilleta decorada con pequeños triángulos de tonos similares a los del papel de regalo.

reciclar una caja de vino con servilletas de papel

En el siguiente vídeo puedes ver el paso a paso para fijar servilletas sobre madera.

Una vez hayan transcurrido unas 24 horas para que el adhesivo se haya secado correctamente, se aplicará una capa de barniz. 

cómo reciclar una caja de vino

Para finalizar se puede colocar unas etiquetas de vinilo pizarra en los laterales, de esta forma se puede escribir el contenido de la caja para una mejor organización.

etiqueta de vinilo pizarra

Resumiendo…

Si quieres reciclar una caja de vino y no sabes cómo decorarla, en este pequeño resumen encontrarás todos los pasos:

1º.- Lijar la madera y eliminar las puntillas y grapas que sobresalgan a fin de obtener una superficie suave.
2º.- Pintar total o parcialmente la madera, según el grosor y transparencia del papel que se vaya a emplear para forrarla. Otra opción consiste en combinar madera teñida y papel.
3º.- Pegar el papel con cola para decoupage o adhesivo para manualidades. Hay que tener en cuenta que cuanto más líquido sea el adhesivo, más probabilidades habrá de que se arrugue el papel.
4º.- Transcurridas 24 horas, proteger con barniz. Los barnices en spray son muy recomendables para este tipo de trabajos ya que evitan la formación de arrugas con el barnizado.
5º.- Coloca una etiqueta para poder identificar lo que hay en el interior de la caja sin necesidad de abrirla.

cómo reciclar una caja de vino

¿Qué te ha parecido esta idea para decorar y reciclar una caja de vino y convertirla en un organizador de accesorios y complementos? De esta forma además de darle utilidad, conseguirás transformarla totalmente con papel de regalo o servilletas.

Si te ha gustado este post encontrarás más ideas sobre reciclaje, decoración y proyectos DIY en www.bricoydeco.com ¡Gracias por comentar y compartir!

[elfsight_youtube_gallery id=»1″]

8 comentarios en “Cómo reciclar una caja de vino para guardar tus accesorios y complementos”

  1. Ha quedado muy bien. Me gusta la combinación de papeles y servilletas. Con el video me queda más claro. A Dios pongo por testigo…que algún día lo intentaré.
    Un saludo, sigue creando.

  2. Me gusta mucho todo lo que haces en el reciclaje. Sigo tu pagina siempre haces muchas cosas bonitas de lo que parece que ya no sirve para nada y nos embullas a realizarlo todo. Gracias. Besitos

    1. Muchas gracias Nancy,

      ¡Es que hay tantas cosas que se pueden transformar para darles una segunda vida! Me alegra mucho que os animéis a intentarlo porque hay técnicas que son fáciles de hacer con las que se obtienen muy buenos resultados.

      Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba