combinar piezas de anticuario con mobiliario moderno

Decorar con antigüedades para imprimir carácter a nuestra vivienda

¿Te da la sensación de que últimamente todas las casas parecen iguales? Si quieres imprimir carácter y diferenciar la decoración de tu hogar del resto, pon una antigüedad en ella. Esta guía te ayudará a decorar con antigüedades sin que tu casa parezca un museo.

Una vivienda con muebles de anticuario adquiere un encanto especial que no se consigue con el mobiliario actual, ya que es una pieza única. Saber cómo dosificarlos y combinarlos son factores clave a la hora de crear un ambiente ecléctico, pero armonioso y contemporáneo.

Resulta fundamental que las antigüedades sean auténticas para transmitir el encanto y sabor de los años, nada de imitaciones o reproducciones. Para ello, puedes empezar a buscar en una página de subastas en internet y navegar por la sección de compra venta de antigüedades hasta dar con esa pieza que te enamore. Te sorprenderá la cantidad de «joyas» que puedes encontrar dentro de tu presupuesto.

subastas online de antigüedades

Claves para decorar con antigüedades

Para introducir en tu decoración piezas de anticuario sin que quede artificial o forzado, debes tener en cuenta las siguientes claves o consejos.

Dale su espacio

Darle espacio y crear un vacío alrededor del mueble contribuirá a aportarle valor y resaltarlo dentro de un ambiente. No se trata de llenar una estancia con muebles antiguos, sino de elegir el que le imprima carácter y encaje con el resto de mobiliario. Sin duda, no es algo que resulte fácil o que se consiga a la primera, se debe estudiar y probar diferentes ubicaciones antes de dar con la idónea.

Para resaltar una pieza también se puede crear un contraste entre el acabado del mueble y la estancia. Por ejemplo, si la pieza se apoya contra la pared, hacer que ésta tenga un color o revestimiento que lo resalte sin robarle protagonismo.

decorar con antigüedades sin saturar el ambiente

La pareja perfecta

La decoración es encontrar el equilibrio y la coherencia entre el continente y el contenido. Si lo conseguimos el resultado será bueno independientemente de nuestro propio estilo decorativo. Las claves para hacerlo cuando juntamos antigüedades y piezas contemporáneas son las siguientes:

  • Combina complementos antiguos con piezas modernas para conseguir el equilibrio en tu decoración. Por ejemplo, cuelga cuadros abstractos sobre tus antigüedades, o tapiza las butacas y sillas de época con tejidos muy llamativos y coordinaros con el resto de decoración de la estancia.
  • Establece un diálogo mostrando dos elementos muy diferentes, pero relacionados. Por ejemplo, tener una colección de accesorios de escritorio antiguos, libros encuadernados en cuero o un reloj vintage sobre un escritorio moderno es una apuesta segura.
  • No hay reglas cuando se trata de mezclar períodos, estilos, colores y materiales. Juega con ellos a crear diferentes composiciones y observa si funcionan por igual con las diferentes combinaciones de luces y contrastes que se producen entre le día y la noche.

combinar piezas de anticuario con mobiliario moderno

Menos es más

No se trata de llenar un espacio de muebles antiguos, sino de elegir pocos pero de marcado carácter. De hecho, agrupando demasiadas piezas del mismo estilo en un mismo espacio está pasado de moda y lo único que se consigue es recargar el ambiente. Si se trata de un conjunto de asientos o un conjunto de muebles es más efectivo mostrarlos por separado, en diferentes estancias y respetando las anteriores claves de espacio y armonía.

No olvidemos que utilizar piezas de mobiliario, objetos de decoración o pinturas de época creará un gran impacto visual en nuestra decoración. Por este motivo, aplicando la regla del «menos es más» a la hora de disponer nuestras antigüedades, conseguiremos una decoración contemporánea mucho más ligera visualmente.

decorar con exceso de antigüedades

¿Qué es una antigüedad?

Por último, es necesario aclarar qué es exactamente una antigüedad. Una antigüedad no es todo mueble u objeto «viejo» que haya caído en nuestras manos. El mobiliario de anticuario se diferencia por la buena calidad de sus materiales y por ser piezas únicas realizadas por artesanos. Por este motivo, aunque denominamos vintage a los objetos y muebles de los 50, 60 y 70, no pueden considerarse como antigüedades.

Cada época tiene sus piezas características, por ejemplo las butacas del estilo Imperio Francés o los secretaire del Biedermaier centro europeo encajan a la perfección con ambientes contemporáneos. Por otra parte, las piezas chinas como los armarios de novia o alfombras de dibujos florales, se integran muy bien en cualquier tipo de espacio.

cómo saber qué es una antigüedad

Espero que todos estos consejos y claves sobre cómo decorar con antigüedades te ayuden a encontrar las piezas más adecuadas para imprimir carácter a la decoración de tu vivienda. Verás como gracias a ellas consigues un ambiente contemporáneo que se diferencie del resto y haga de tu hogar un espacio único y exclusivo.

Si te ha gustado esta entrada puedes encontrar muchas más guías sobre decoración en www.bricoydeco.com ¡Gracias por comentar y compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba