decoracion-en-blanco

Blanco que te quiero blanco….

decoracion-en-blanco

No os penséis que me he olvidado de escribir en el blog, es que estoy metida en varios proyectos que espero publicar dentro de poco. Mientras tanto quiero compartir con vosotros algunos de esos rincones que voy encontrando por la red y que me enamoran a primera vista.

Me encanta el blanco, es luminoso, es limpio, es elegante, es atemporal… pero lo que más me gusta es cómo puede adaptarse a todos los estilos, es como un lienzo en el que dibujar la estancia que deseas tener.

La mayor ventaja del blanco es que no cansa y no cansa porque tan sólo tenemos que cambiar los detalles (las pinceladas de color) para darle la vuelta  y transformar la estancia.

A algunos el blanco les parece aburrido pero todo lo contrario, solo hay que ver la foto anterior para comprobar cómo se puede hacer una pequeña zona de trabajo  alegre, divertida y juvenil, en la que los elementos fundamentales son claros (mesa de trabajo, cajonera, paredes y suelos) y el resto (estantes, estor, lámparas, sillas) aportan la nota de color.

decoracion-en-blanco-y-negro

El blanco y negro en decoración está de moda, para ello podemos combinar elementos estructurales en tonos oscuros que matizan el blanco predominante. También podemos dejar el negro sólo para objetos decorativos, así es más fácil renovarlo cuando queramos cambiar de estilo.

decoracion-en-blanco-y-negro

El estilo nórdico también está pegando muy fuerte y una de sus claves consiste en combinar el blanco con maderas naturales. A mi particularmente me encanta la calidez y personalidad que aporta la madera a la neutralidad del blanco.

El estilo shabby chic utiliza una paleta de colores pastel con predominancia del blanco, por lo que es otro estilo ideal para este color comodín.

decoracion-blanco-shabby-chic

decoracion-blanco-shabby-chic

En definitiva, sea cual sea tu estilo, siempre podrás dibujarlo sobre un lienzo en blanco por ello fue el color que elegí para decorar mi hogar hace 8 años (por aquel entonces todo era wengué, me costó encontrar muebles blancos), y con el que seguiré jugando en los próximos años. ¿Os gusta el blanco?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba