Verde menta para refrescar tu hogar en primavera

jarrones verde menta

Llega la primavera y parece que apetezca más que nunca inundarnos de luz y color. Los días son más largos, nos sentimos más activos, las mismas horas cunden más que antes. El verde menta o mint es un color que huele a primavera,  es el complemento perfecto para renovar la decoración de nuestro hogar aportándole la luminosidad y frescura que andamos buscando ¿te animas a dejarlo entrar en tu casa?

Por supuesto no es necesario cambiar la decoración de nuestro hogar de arriba a abajo para aportarle esa frescura menta que andamos buscando, son los pequeños detalles los que nos ayudarán a lavarle la cara y prepararlo para la nueva estación.

En la foto de portada se puede ver como solo es necesario unas tiras de papel retorcidas en color verde menta para decorar un jarrón de cristal y crear un rincón con mucho encanto. En la siguiente foto vemos también cómo se ha decorado el pie de una lámpara con ramas teñidas en color mint.

lampara-verde-menta

Además al ser un color que queda muy bien con tonos rosas o coral, es ideal para hacer bonitos centros de mesa con flores. 

Jarrón verde menta y rosa

No cabe duda que el verde menta es un color romántico que inspira ambientes vintage y shabby chic pero no se limita a ellos, tiene perfecta cabida en un tipo de decoración más actual. Un ejemplo  es este salón en el que con una cortina, un cojín y una alfombra se le ha dado un toque mint a un ambiente contemporáneo.

salon verde menta

Otra de las virtudes del verde menta es que combina muy bien con una amplia gama de colores. Este hecho facilita que podamos integrarlo en nuestra decoración de forma natural, sin que parezca un añadido.

Queda genial con muebles oscuros:

mint-interior-design

Y por supuesto con muebles blancos y claros:

dormitorio-blanco-verde-menta


Otra combinación que me parece muy interesante es con malvas y morados:

marco fotos malva y verde menta

Como habéis visto no es tan difícil incorporar el verde menta a nuestra decoración, tan sólo es necesario un pequeño objeto, una manta, un cojín, un mueble… para conseguir con el color mint esa frescura primaveral que tanto apetece ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba