tapar y proteger antes de pintar para no manchar nada

Cómo tapar y proteger antes de pintar [Guía práctica con trucos y consejos]

A la hora de pintar techos, paredes o muebles, resultan inevitables los goteos y las salpicaduras. Para que no sea un problema y ahorrar tiempo a la hora de eliminarlos, conviene tapar y proteger antes de pintar.  Con esta guía práctica aprenderás el tipo de papel o plástico protector que debes elegir para que todo sea pintar y cantar.

El proceso de preparación previo a pintar una habitación o un mueble es tan importante como obtener un buen acabado, ya que puede generarse polvo o que la pintura caiga sobre nuestros muebles y suelos. Eliminarla una vez se ha secado no solo implica tener que invertir un tiempo considerable, sino que además puede estropearlos.

Todos hemos utilizado alguna vez revistas o periódicos para tapar y proteger. Sin embargo, no es lo más adecuado ya que son poco absorbentes y además puede haber una transferencia de tinta al soporte o mueble recién pintado (algo que me ha sucedido en más de una ocasión).

Los productos más adecuados para tapar y proteger antes de pintar son el papel y plástico protector, así como los plásticos cubretodo y la cinta de carrocero o de pintor. En Nerpel son expertos en la fabricación de productos para tapar y proteger y cuentan con un amplio surtido en cuanto a tamaño y calidades.

Para saber cuál debes emplear en cada caso y conocer los errores más comunes, tan solo tienes que ver el siguiente vídeo tutorial.

Tapar y proteger antes de pintar paso a paso

Antes de empezar con la brocha o rodillo y la pintura debes seguir unos pasos para proteger la habitación o el perímetro. De esta forma, cuando termines de pintar evitarás pasarte horas limpiando y rascando todo lo que haya manchado la pintura.

1º.- Retirar y limpiar

A la hora de pintar una habitación intentaremos que esté lo más despejada posible. Para ello, se recomienda cambiar los muebles de habitación o dejarlos en el centro para que no molesten. Una vez estén todos agrupados, los taparemos con plásticos CubreTodo.

También hay que limpiar el suelo y bordes superiores de molduras, marcos y rodapiés, en caso contrario puede que la cinta protectora no se adhiera correctamente.

plásticos cubretodo para proteger muebles antes de pintar

2º.- Proteger el suelo

El siguiente paso consistirá en proteger el suelo con papel protector, ya que absorbe las salpicaduras y retiene la pintura si se nos vuelca la cubeta, por ejemplo. No resulta conveniente emplear plástico protector porque se rompe fácilmente y se puede filtrar la pintura. Además, es más fácil resbalar y, al no ser absorbente, se puede extender la pintura con las pisadas.

El papel protector más sencillo y rápido de colocar es el Doble Encintado®  ya que es extrafuerte, absorbente e incorpora cinta a ambos laterales. De esta forma, ni siquiera es necesario agacharse para colocarlo porque se puede extender empujando el rollo con el pie. También resulta idóneo para tapar y proteger las escaleras interiores de la vivienda.

proteger el suelo con papel doble encintado

Cuando el suelo sea delicado como el laminado o tarima de madera, se aconseja colocar papel protector hidrófugo como HidroStop®. Su principal característica es que tiene un tratamiento antihumedad que le proporciona gran resistencia a roturas y pisadas, incluso estando mojado.

Otra opción consiste en colocar cartón compactado de mayor densidad y resistencia a roces, pisadas, golpes, etc., como SuperSuelos®, que además se puede barrer, limpiar y reutilizar varias veces. Sin embargo, no resulta conveniente utilizar cartón ondulado ya que se fabrica con un papel que ha sido reciclado hasta en seis ocasiones por lo que es mucho menos resistente y de calidad inferior.

tapar y proteger el suelo antes de pintar

3º.- Tapar enchufes y pequeños objetos

A continuación, se protegerán los enchufes, termostatos, válvulas de radiadores y en general, todos  los pequeños elementos que están en las paredes. Para estos elementos la mejor opción es emplear cinta de carrocero que se aplicará bordeando el enchufe y después pegaremos por toda la superficie.

Hay que tener en cuenta que se debe presionar el borde de la cinta para sellarla y evitar que la pintura se filtre por debajo. Puedes hacerlo presionando con el dedo o con una espátula.

tapar y proteger con cinta de pintor

4º.- Marcos, molduras y rodapiés

El siguiente paso consistirá en proteger los marcos, molduras y rodapiés. Para ello, se empleará papel con cinta ya que resulta idóneo para superficies verticales pequeñas. Se coloca muy fácilmente fijando la cinta sobre el borde superior, justo en la junta con la pared, y se va adhiriendo a medida que vamos desenrollando el papel protector. Recuerda que para fijarlo correctamente la superficie debe estar libre de polvo y suciedad.

papel con cinta para tapar y proteger pequeñas superficies en vertical

5º.- Tapar y proteger puertas y ventanas

Finalmente se protegerán las ventanas, puertas de los armarios, radiadores, aparatos de aire acondicionado y las paredes si vamos a pintar el techo. Para ello se empleará plástico con cinta, que resulta  idóneo para grandes superficies verticales debido a que es totalmente impermeable y deja pasar la luz en el caso de las ventanas. Además, en ambas caras lleva un tratamiento que permite que la pintura que cae se quede retenida en el plástico.

Para su colocación tan solo hay que fijar la cinta y desdoblarlo. Como el plástico tiene un efecto electroestático, se quedará adherido a la superficie sobre la que lo estamos colocando.

proteger los armarios y ventanas antes de pintar

Por otra parte, en el caso de que hayamos desmontado alguna puerta y queramos tener la habitación aislada, podemos emplear una puerta aislante que cuenta con las siguientes características:

  • Está fabricada con un plástico muy grueso, resistente y aislante
  • Tiene una cremallera de doble costura y lengüeta a ambos lados, que permite su apertura desde dentro y desde fuera de la habitación
  • Es lavable y reutilizable

puerta aislante con cremallera y reutilizable

Consejos para después de pintar

Una vez terminado nuestro trabajo de pintura se retirarán todas las protecciones que hayamos colocado. Es una tarea que apenas nos llevará unos minutos, pero en la que debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Si la pintura se ha secado sobre la cinta de carrocero, se realizará un pequeño corte con un cúter para no arrastrar la pintura al retirarla.
  • Al tirar de la cinta hazlo manteniendo un ángulo de 45º.
  • Intenta aprovechar el papel y plástico protector que no se haya manchado para reutilizarlo en posteriores trabajos.
  • El papel protector del suelo se recogerá desde los laterales hacia el centro, formando una bola con él.

Por último, recuerda que una vez retires el papel protector podrás reciclarlo para que tenga nuevos usos.

retirar papel protector después de pintar

Espero que con esta guía sobre cómo tapar y proteger antes de pintar evites manchar la zona que vayas a pintar y ahorres tiempo a la hora de realizar tus trabajos de pintura. Visita Bricoydeco.com para acceder a muchas más guías gratuitas y trucos sobre bricolaje y decoración ¡Gracias por comentar y compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba