Tipos de aislamiento para proteger tu vivienda del frío

En invierno es cuando realmente notamos la importancia del aislamiento térmico de las casas y sufrimos las consecuencias de sus carencias en el caso de que existan. Para ponerle remedio, esta guía te ayudará a elegir qué tipo de aislamiento necesitas para proteger tu vivienda del frío.

Existen diferentes materiales apropiados para proteger tu hogar de las inclemencias climáticas, así como de la sensación de humedad.  A la hora de escoger el más adecuado para tu vivienda y pasar un invierno más agradable, es necesario conocer las características de cada uno de ellos.

cómo aislar tu vivienda

Tipos de aislamiento para proteger tu vivienda del frío

A continuación, podrás ver los principales tipos de aislamiento que existen para proporcionarle un buen aislamiento  a tu vivienda.

Poliestireno expandido

El poliestireno expandido (EPS) es el clásico corcho blanco que se emplea tanto para la construcción, como en embalajes para proteger mercancías.

Habitualmente, se puede encontrar en placas o planchas de diferentes espesores y densidades, así como en forma de bolitas. Estas últimas se mezclan con hormigón y áridos para crear un mortero aislante termoacústico.

Entre sus principales ventajas destacan:

  • Su ligereza, resistencia a la humedad y capacidad para absorber de los impactos.
  • Facilidad de colocación debido a su reducido peso.
  • Resulta económico.

Por otra parte, su principal desventaja es que es inflamable y debe de añadirse otro sistema que proteja a la estructura del fuego.

Poliestireno extruido

El poliestireno extruido (XPS), también llamado aislante extrusionado y poliuretano extruido, se trata de un material muy similar al poliestireno expandido. Visualmente se diferencia porque el poliestireno expandido tiene un acabado en el que se aprecia la unión de pequeñas bolitas, mientras que el poliestireno extruido ofrece un acabado prácticamente liso.

Además, tiene muy buena resistencia mecánica y al agua e incorpora componentes ignífugos que lo protegen del fuego, aunque comienza a deformarse a partir de 100º.

Es un aislante que se encuentra como planchas de diferentes espesores y se suele emplear en suelos, cámaras frigoríficas y como paneles de fachada.

proteger la vivienda del frio

Espuma de poliuretano

La espuma de poliuretano se forma básicamente por la reacción química gaseosa de dos componenes: poliol y isocianato. También se la conoce coloquialmente como gomaespuma.

En construcción se emplea principalmente para rellenar huecos, además de aislante térmico y acústico. Entre sus ventajas destacan:

  • Ocupa muy poco espacio como aislante.
  • Se coloca muy rápidamente. Su sistema de spray proyectado permite su aplicación directa y sin complicaciones.
  • No se deforma con el paso del tiempo.

Sin embargo, una de sus principales desventajas es que es muy sensible a los rayos ultravioleta y que se trata de un material tóxico,. Esto se debe a que cuando se expone directamente al fuego despide cianuro de oxígeno, que resulta altamente nocivo para la salud de las personas.

Aislamiento térmico con Supafil

La lana mineral Supafil es un aislante térmico y acústico compuesto por vidrio reciclado y arena. Sirve tanto para mantener el calor en invierno, como para crear aislamiento en verano. Además, es un material ecológico que disminuye las emisiones de CO2.

Está diseñada específicamente para ser insuflada en cámaras de aire de los muros de las vivienda, siempre que exista una cámara de aire. La instalación se puede realizar en un solo día sin modificar las paredes ni tener que desalojar la vivienda. Solo es necesario realizar pequeños orificios que después se tapan sin dejar rastro.

Por todo ello, se trata de la alternativa más completa para proteger una vivienda del frío, además de ser la solución más innovadora existente actualmente en el mercado.

¿Cuál es el mejor aislante para una casa?

Como habrás visto, de los diferentes tipos que existen, cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes y puede ser puede ser más adecuado según el tipo de vivienda y su estructura, así como de la realización de obras para su instalación.

En general, si se busca una solución muy completa, se puede optar por el aislamiento térmico con Supafil, ya que es el que mejor se adapta a prácticamente todo tipo de circunstancias. Además, hay que tener en cuenta que también es el menos dañino con el medioambiente.

Por último, hay que tener en cuenta que un buen aislamiento térmico puede reducir nuestro consumo energético hasta en un 30%, por lo que se considera una inversión a largo plazo. El mayor ahorro energético se logra aislando fachada y cubierta.

ahorrar energía

Espero que esta guía práctica sobre cómo proteger tu vivienda del frío contribuya a aclarar tus dudas a la hora de buscar un aislamiento para tu casa.  No olvides que podrás encontrar muchas más guías sobre bricolaje y decoración en Bricoydeco.com y en Bricoydeco TV ¡Gracias por comentar y compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba