5 consejos para mantener tu hogar fresco en verano

ola-de-calor

Ya está aquí la primera ola de calor del verano. Unas veces más pronto y otras veces más tarde, no hay verano que nos libremos de ella. En la calle no se puede estar y, si no tenemos aire acondicionado, en casa tampoco, por ello no te pierdas estos 5 consejos para mantener tu hogar fresco en verano, tanto si no tienes aire acondicionado como si quieres ahorrar en consumo eléctrico.

1º- Evita el sol directo sobre las ventanas

Una de las mejores formas de evitar que nuestro hogar se caliente es protegerlo de los rayos de sol desde el exterior. Para ello es muy conveniente la instalación de elementos que eviten que al radiación solar incida directamente sobre los cristales, tales como toldos o persianas.

El problema de los toldos y persianas es que nos restan luminosidad. Además la instalación de un toldo conlleva unos gastos y una aprobación por parte de la comunidad de propietarios en el caso de vivir en un edificio.

Como solución alternativa, existe en el mercado  vinilos con filtro UV que rechaza hasta un 79% la energía solar, reduciendo el efecto del calor dentro de la estancia sin impedir la entrada de luz desde el exterior.

2º.- Añadir cortinas interiores

Para ayudar a mantener nuestro hogar fresco no basta con minimizar los efectos del sol desde el exterior, también conviene protegerlo interiormente con cortinas o estores que filtren los rayos UV.  Existen diversos tejidos como la loneta que dejan pasar la luz al mismo tiempo que reducen la sensación de calor en el interior.

En los estores también se suele utilizar el tejido screen que está fabricado con fibra de vidrio y PVC, capaz de filtrar el sol protegiendo el mobiliario y suelos pero permitiendo la entrada de luz desde el exterior, aunque existe una versión opaca con mayor poder de filtración pero que no permite el paso de la luz.

Hay que tener en cuenta que si impedimos totalmente el paso de la luz, será necesario iluminar la estancia de forma artificial y este hecho puede generar más calor, sobretodo si utilizamos bombillas halógenas que no sean tipo led.

3º.- Abrir las ventanas de madrugada o por la noche

Conviene abrir las ventanas en horas en las que la temperatura sea más baja. De esta forma renovaremos el aire caliente de la casa por el aire más fresco de la madrugada o de la noche y disminuirá la temperatura interior.

Por otra parte, colocar ventiladores de techo y ventiladores de pie cerca de la ventana puede ayudar a la circulación de aire en esas noches en la que apenas se nota la brisa. Sin embargo, hacer esto mismo durante el día puede incrementar la sensación de calor ya que lo que estamos haciendo es ayudando a que el aire caliente del exterior se cuele en el interior.

Existen un par de trucos para refrigerar el aire de forma económica. Uno de ellos consiste en colocar hielo en un recipiente delante del ventilador. El otro truco consiste en humedecer las cortinas por la noche para que el aire que entra por la ventana nos llegue un poco más fresco.

4º. Evitar el uso de electrodomésticos que generen calor

Conviene no conectar durante el día electrodomésticos que puedan generar calor tales como la secadora, el horno, iluminación eléctrica, etc.  de esta forma evitamos que se incremente la circulación de aire caliente y que nuestro hogar se mantenga fresco.

También conviene evitar el hecho de abrir la nevera más de lo necesario (sí, yo también la he abierto alguna vez sólo para refrescarme), ya que si lo hacemos forzamos a que el motor trabaje más para mantener el frío interior y desprenda más calor hacía la casa.

5º.- Adapta el dormitorio al verano

Una noche calurosa de verano puede hacerse muy larga, por ello es recomendable adaptar nuestro dormitorio al verano, cambiando los muebles de sitio si es necesario y situando la cama al lado de la ventana.

La ropa de cama debe ser muy ligera y de tejidos transpirables como el algodón o el lino, ya que las mezclas sintéticas no permiten liberar el calor que generamos durante la noche. También conviene revisar si el colchón es de los que tienen dos tipos de tejido, uno para el verano y otro para el invierno.

¿Qué os han parecido estos consejos para mantener vuestro hogar fresco en verano? Espero que os sirvan de ayuda y que os ayuden a sobrellevar mejor las altas temperaturas.

3 comentarios en “5 consejos para mantener tu hogar fresco en verano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba