organizar el taller

Lo importante de organizar el taller para tener todo a mano en tus proyectos de bricolaje

¿Alguna vez has contabilizado el tiempo que inviertes buscando tus herramientas?  Organizar el taller para tener todo a mano es el primer paso a la hora de llevar a cabo tus proyectos de bricolaje. Con esta guía aprenderás las claves para tenerlo todo ordenado, ahorrar tiempo y trabajar más a gusto.

No cabe duda que el tiempo es uno de los factores determinantes de la productividad. Tener una buena organización de nuestro espacio de trabajo nos hará ser mucho más productivos, ya que no perderás tiempo buscando tus herramientas.

De hecho, si algo he aprendido después de haber hecho numerosos proyectos de bricolaje es que siempre hay imprevistos que hacen que se alargue su ejecución. Si además le sumas el tiempo que tardas en buscar las herramientas que vas a necesitar, el proyecto puede llegar a convertirse en una pesadilla que nunca termina.

Por ese motivo, te puedo asegurar que merece la pena que dediques uno o dos días a organizar tu taller, pero… ¿cómo hacerlo? ¿Por dónde empezar? Sigue estos consejos para trabajar con eficacia y sentirte a gusto en tu rincón de bricolaje.

Organiza tus herramientas

Tener tus herramientas manuales a la vista te ayudará a encontrarlas rápidamente. Para ello, resulta idóneo contar con un panel montado en la pared en el que poder colgarlas. En la ferretería online ferrOkey encontrarás paneles o racks de diferentes tamaños que podrás adaptar al espacio del que dispongas. Además, cuentas con la ventaja de que puedes seleccionar la opción «click & collect» para recogerlo en la tienda más cercana.

A la hora de disponer las herramientas sobre el panel, recomiendo organizarlas por categorías. Por ejemplo, agrupar en una fila las que son para trabajar el metal, en otra las que son para trabajar la madera, etc.

pegboard para organizar el taller

En el caso de herramientas eléctricas como taladros, atornilladores, lijadoras, sierras, pistolas de silicona, etc., podemos optar por dos soluciones:

  1. Colocar cada herramienta de forma individual dentro de una maleta o maletín. De esta forma, se podrán guardar también dentro sus accesorios como cargadores, lijas o puntas para atornillar.
  2. Tenerlas todas dispuestas en los diferentes estantes de un armario o estantería.

Ambas opciones tienen sus ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, la primera resulta idónea para pequeños talleres en casa, ya que todo queda oculto a la vista. Sin embargo, hay que etiquetar cada maleta para saber el tipo de herramienta hemos guardado en su interior y también se emplea más tiempo en sacarla y guardarla. En este sentido, la segunda opción es mucho más rápida, pero cuenta con la desventaja de que tus herramientas eléctricas estarán más expuestas al polvo.

organizar las herramientas eléctricas

Ten a mano solo lo que utilices con frecuencia

Hay herramientas y accesorios que solo se emplean de muy tarde en tarde. Lo ideal es que las guardes en lugares menos accesibles, como la parte más alta o baja de una estantería o armario. Por ejemplo, de poco sirve tener a mano tres destornilladores del mismo tamaño. Resulta más eficiente excluir del armario o panel las herramientas duplicadas o repuestos y colocarlas en cajas de almacenaje. Eso sí, te recomiendo que anotes en la parte exterior de la caja lo que hay en su interior para que cuando tengas que buscar ese repuesto, no te desesperes abriendo cajas.

Tampoco acumules herramientas o accesorios que estén rotos o no funcionen. Si crees que puedes aprovechar alguna de sus partes como recambio de otras herramientas, desmóntala y quédate solo con esa pieza.

Por otra parte, las estanterías metálicas son una buena opción de almacenaje para tu taller. Elige siempre un tamaño mayor del que necesitas, ya que debes prever que no tardarás mucho en ocupar esas baldas que ahora están vacías.

ordenar con cajas

No hay orden sin limpieza

Si tu taller está ordenado pero no lo mantienes limpio provocarás la sensación contraria. Además, limpiar tus herramientas alargará su vida útil. No es necesario que brille todo como el espejo, con 10 o 15 minutos diarios y aplicando estos consejos, tendrás tu taller limpio:

  1. Barre a diario el suelo cuando termines y elimina las manchas que hayan podido caer sobre él, no esperes a que se hayan secado.
  2. Limpia frecuentemente el polvo y suciedad de tu banco o mesa de trabajo, de esta forma evitarás ensuciar el material o proyecto que estés realizando sobre ella.
  3. Ten siempre a mano papeleras, así como un contenedor dedicado a los residuos que necesitan de una eliminación especial.
  4. Concentra la zona de trabajo en un solo punto para evitar ensuciar otras zonas como la de paso y almacenaje.
  5. Mantén ventilado tu taller para facilitar la renovación del aire y que el ambiente no esté recargado. Utiliza purificadores de aire en caso de que sea necesario.

trucos para mantener limpio tu taller

Tras seguir estos consejos habrás conseguido organizar el taller en unas horas, así como mantenerlo limpio y ordenado. En poco tiempo empezarás a notar los beneficios del tiempo invertido en su organización y disfrutarás mucho más a la hora de realizar tus proyectos de bricolaje.

Si te ha gustado esta entrada puedes encontrar muchas más guías sobre bricolaje en www.bricoydeco.com ¡Gracias por comentar y compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba