cómo calentar tu hogar en invierno

Cómo calentar tu hogar en invierno de forma eficiente

¿Sabías que la calefacción supone casi la mitad del consumo de energía de tu hogar? De hecho, en viviendas mal aisladas puede llegar hasta el 70 %. Con esta guía práctica conocerás los sistemas de calefacción más eficientes para calentar tu hogar  en invierno y garantizar el confort térmico de tu familia. 

Elegir un sistema de calefacción eficiente contribuye a reducir el importe de nuestras facturas de suministros y frena las consecuencias del calentamiento global. Para ello, se debe elegir el tipo de calefacción más adecuado y mantener la temperatura de tu vivienda a una temperatura que proporcione sensación de confort sin necesidad de ir en manga corta por dentro de casa. 

Además, en Hogarsys.com cuentan con todo tipo de dispositivos destinados a la automatización de la iluminación, climatización y seguridad de nuestra vivienda. De esta forma, se obtiene un ahorro energético que nos ayudará a combatir la actual subida de precios de los suministros. 

hogar inteligente o smart home

Cómo calentar tu hogar

Los sistemas de calefacción más eficientes son aquellos que permiten ahorrar al mismo tiempo que mantienen una temperatura agradable dentro de tu vivienda. Entre los más habituales se encuentran: 

  • Caldera de gas. El gas que utilizan puede ser gas butano, gas propano o gas natural. Se puede distinguir el funcionamiento de una caldera de gas entre las convencionales y las de condensación, siendo estas últimas más eficientes ya que aprovechan mejor la combustión de gas. Actualmente, la subida de precios del gas ha hecho que este sistema de calefacción sea menos eficiente a la hora de mantener el calor de tu hogar sin consumir demasiado. 
  • Caldera de gasoil. Se suele instalar en lugares apartados, ya que su principal ventaja es que no depende de redes de suministros. Sin embargo, tiene el inconveniente de que resulta bastante contaminante. Además, el elevado precio del gasoil ha hecho que sea un sistema menos eficiente que antaño para calentar tu hogar. 
  • Bomba de calor. La principal ventaja de este tipo de aparatos es que pueden tener la función de proporcionar frescor en verano y calor en invierno. Resulta idóneo para pequeñas viviendas o segundas residencias. Por contra, su inercia térmica es inferior al generado por otros sistemas de calefacción como la caldera de gas, por ejemplo. Tampoco resulta eficiente en lugares en los que la temperatura baja de los 5º. 
  • Suelo radiante.  Tiene la ventaja de aportar un calor uniforme y de ser invisible, ya que consiste en un sistema de tuberías que se instala debajo del suelo. Por este motivo, también cuenta con la desventaja de tener que realizar obras para su instalación. Respecto a su eficiencia, dependerá en gran parte de las subidas y bajadas de la tarifa eléctrica, la cual actualmente está continuamente batiendo récords de subida. 
  • Biomasa. Las calderas de pellets resultan idóneas para viviendas unifamiliares. Necesitan cierto espacio y mantenimiento (limpiar cenizas, llenado de pellets periódico, etc.), pero a día de hoy es uno de los sistemas de calefacción más eficientes. 
  • Aerotermia. Este tipo de climatización emplea el viento como fuente de energía, si bien necesita de espacio para colocar un equipo en el exterior. Esta característica hace que no sea una opción para pisos, a pesar de ser un sistema que también resulta muy eficiente. 
solucionar fugas de agua de la calefacción

Cuál es la temperatura ideal

Una temperatura entre 19°C y 21°C por el día y entre 15 y 17ºC por la noche, es más que suficiente para calentar tu hogar en invierno. Hay que tener en cuenta que cada grado de energía supone un consumo un 7% superior. Es decir, bajar el termostato un par de grados puede suponer un ahorro del 14% en tu factura de suministros.

En este sentido, los termostatos son imprescindibles para ahorrar en calefacción. Permiten fijar la temperatura de forma manual o programando diferentes escenarios, para adecuarse al día y la noche, o para cuando estés o no en la vivienda. 

Los termostatos Wi-Fi permiten regular la temperatura de manera presencial o remota. De esta forma, contribuyen a hacer un mejor uso de la energía, optimizando el funcionamiento de la calefacción. 

cómo ahorrar electricidad

Solucionar el mal aislamiento

Si tu vivienda está mal aislada y hay pérdida de calor, tus facturas se dispararán. Los puntos de fuga más comunes y que debes revisar son: 

  • Tejado (25% de pérdida de calor) 
  • Muros (35% de pérdida de calor) 
  • Suelo (10% de pérdida de calor) 
  • Ventanas (10% de pérdida de calor)

Si no cuentas con presupuesto para invertir en obras que mejoren el aislamiento de tu vivienda, existen pequeñas acciones que contribuirán a ello: 

  • Instalación de burletes en puertas y ventanas. 
  • Sellado de marcos de ventanas con silicona. 
  • Aislamiento de persianas mediante un buen sellado del cajetín. 
  • Fijación de láminas aislantes en los cristales. 
cómo instalar un burlete en la ventana

Espero que esta guía sobre cómo calentar tu hogar en invierno te ayuden a mejorar la confortabilidad de tu vivienda y a reducir tu factura energética. Podrás encontrar más guías y trucos sobre bricolaje y decoración en www.bricoydeco.com ¡Gracias por comentar y compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba