clases-de-papel-pintado

Tipos de papel pintado

Recuerdo el papel pintado de casa de mis padres, con esos diseños florares y colores tostados que amarilleaban con el tiempo, además se desprendía y se manchaba con facilidad. Después de varias experiencias negativas, mis padres decidieron sustituirlo por el gotelé y yo me quedé con el aspecto negativo del papel pintado. Sin embargo, he de reconocer que el papel pintado que podemos encontrar en la actualidad, poco o nada tiene que ver con el de hace 30 años.

Hoy en día existen multitud de diseños y las calidades han mejorado considerablemente, además el papel pintado se puede adaptar a las diferentes estancias de nuestro hogar dependiendo del material con el que se haya fabricado ya que los hay resistentes a la humedad, con texturas especiales, etc. Por ello, a la hora de elegir un papel pintado, no sólo tenemos que fijarnos en el diseño sino también en el tipo de material con el que está hecho.

Papel

Este tipo de papel pintado es el que tradicionalmente se ha utilizado en decoración. Está compuesto por una base de papel y está indicado para habitaciones de uso moderado ya que no son fáciles de lavar. Para su correcta colocación deberemos usar cola para papel y habrá que encolar tanto el papel como la pared.

Yo utilicé este tipo de papel para forrar la trasera de una librería. Para estos casos va bien utilizar este tipo de papel pintado ya que es de los más económicos y en una trasera su uso es de moderado a bajo.

Papel tejido

A este tipo de papel pintado se le adhieren una base textil de fibras naturales (algodón, seda, etc.), que le dan ese aspecto de entelado a la pared. Suelen utilizarse diseños florales que aportan un acabado atractivo y elegante a la estancia.

Para colocar este tipo de papel pintado es necesario utilizar una cola especial para papel tejido. Además debemos tener en cuenta que una vez pegado es difícil de despegar y corregir imperfecciones. Tampoco es muy resistente a las manchas.

Tejido no tejido o TNT

Este tipo de papel es una variante del papel tejido al que se le ha añadido una capa vinílica acrílica que impermeabiliza el papel y hace que pueda ser lavado con facilidad. Por esta razón, este tipo de papel es adecuado para zonas de la casa con mucho tránsito, ya que además ofrece resistencia a la luz y a la humedad.

También es más fácil de colocar que el papel tejido ya que únicamente hay que encolar la pared y tenemos un tiempo para rectificar su colocación (hasta que se seque la cola).

Este es el tipo de papel que he elegido para colocar próximamente en nuestro dormitorio ya que necesitaba un papel que fuera resistente a la luz y que, además, pudiera limpiar con facilidad (a mis gatos les gusta ir dejando sus huellas por las paredes).

Papel  vinílico

Está compuesto por una base de papel y una capa de vinilo que lo hace impermeable, por lo que es perfecto para zonas húmedas como cocinas y baños. Se puede limpiar fácilmente con una esponja humedecida y ofrece mucha resistencia  a la luz.  Para colocarlo necesitamos una cola de tipo metil celulósica y encolar la pared .

Ahora que ya conoces los principales tipos de papel pintado que existen en el mercado,  te será más fácil a la hora de escoger el que mejor se adapte a la estancia. Ya sabemos que a la hora de decorar no sólo hay que buscar lo bonito, sino también lo práctico.

¿Conocíais estos tipos de papeles o vuestra selección fue únicamente por el diseño? ¿Qué tal resultado os ha dado  el papel pintado? ¿Lo volveríais a colocar?

2 comentarios en “Tipos de papel pintado”

  1. Unas ideas estupendas! Hoy en día el papel de pared tiene diseños para todos los gustos, e incluso texturas. Me parece muy interesante todas las posibilidades que ofrece, hay mil maneras de combinarlo con paredes lisas, incluso con muebles, cortinas, etc. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba