claves para pintar la encimera de la cocina

Los 7 factores clave para pintar la encimera de la cocina

Da igual que tu encimera sea de granito, mármol, madera o melamina, si quieres renovarla porque no te gusta o quieres modernizar su aspecto no puedes perderte esta guía. Aprenderás cómo pintar la encimera de la cocina paso a paso, así como los factores clave para que resista muchos años como el primer día.

Cambiar la encimera de la cocina puede ser una obra bastante costosa dependiendo del material elegido y los metros que necesites. Por este motivo, en muchas ocasiones se opta por pintarla para renovar su aspecto sin invertir mucho dinero. Sin embargo, suelen surgir muchas dudas a la hora de hacerlo:

  • ¿Cuáles son los pasos a seguir?
  • ¿Qué tipo de pintura debo utilizar?
  • ¿Podré limpiarla?
  • ¿Se levantará la pintura con el tiempo?

Para resolver todas estas cuestiones y alguna que otra más, no te pierdas el siguiente vídeo tutorial:

Materiales para pintar la encimera

Los materiales que se han empleado para pintar la encimera han sido:

El coste de estos materiales no suele superar los 60 o 70 €. De esta forma se puede llegar a conseguir un cambio radical con una inversión mínima, sobre todo si la comparamos con el coste de cambiar la encimera.

Cómo pintar una encimera de cocina

Los pasos que se han de seguir para pintar la encimera son los siguientes:

  1. Tapar y proteger para evitar que la pintura manche alguna zona que no queramos pintar
  2. Lijar la encimera para conseguir un mejor agarre
  3. Aplicar dos capas de imprimación dejando entre ellas el tiempo recomendado por el fabricante
  4. Aplicar las capas necesarias de pintura para suelos hasta conseguir el acabado deseado

En el anterior vídeo tutorial podrás verlo todo detallado.

7 claves para no equivocarte a la hora de pintar la encimera

No importa cuál sea el material de la encimera, los siguientes consejos son universales y harán que tu trabajo luzca más y sea más perdurable.

  1. Tapar y proteger la zona resulta imprescindible ya que el tipo de pintura que se va a utilizar es muy adherente. Esta cualidad hace que resulte muy difícil de eliminar si mancha algún mueble o parte del suelo. Por este motivo, se recomienda proteger con cinta de carrocero, plástico y papel. Además, una vez terminemos podremos quitarlo en unos minutos y no tendremos que limpiar nada.
  2. Si la pintura se ha secado sobre la cinta de carrocero o el papel protector, podríamos levantar la pintura al retirarla. Para no tener este problema, habrá que pasar un cuter por las juntas antes de retirar la cinta.
  3. La imprimación ha de ser multi-soporte, es decir, se ha de poder aplicar sobre diferentes materiales. Sin embargo, aunque se especifique que no es necesario lijar antes de su aplicación, la encimera de la cocina es un caso especial. La grasa y suciedad puede penetrar en ella. Además, los propios productos de limpieza que se utilizan para su mantenimiento pueden dificultar la adherencia de la imprimación. Por este motivo, se recomienda siempre lijar la encimera con una lija de grano medio.
  4. Aunque la pintura de acabado indique no es necesario aplicar imprimación, existen determinados casos en los que resulta conveniente hacerlo. Por ejemplo, cuando la encimera es oscura y se quiere pintar de un color claro, o cuando tiene diferentes tonalidades para obtener una base más uniforme. La imprimación no solo mejorará el agarre, sino que también nos ahorrará manos de pintura y dinero, ya que las pinturas de acabado suelen ser más caras que las imprimaciones.
  5. La pintura final que se aplique  a la encimera debe ser altamente resistente al roce, manchas y humedad. Las más recomendables son las pinturas para suelos y para sanitarios.
  6. Secado y endurecimiento de la pintura se produce en diferentes etapas. El secado se produce en pocas horas, pero para que la pintura alcance su fijación y dureza máxima puede llegar a pasar varias días e, incluso, semanas. Durante este periodo la pintura puede llegar a desprenderse si se frota enérgicamente o se utilizan productos de limpieza agresivos.
  7. Un uso cuidadoso durante las primeras semanas asegurará una larga vida a la pintura de nuestra encimera. Protégela con salvamanteles o soportes de corcho bajo los pequeños electrodomésticos para evitar que puedan dañar la superficie.

claves para pintar la encimera de la cocina

Truco extra

Si además de perdurable quieres obtener un excelente acabado, toma nota de este truco extra: cuando hayan trasncurrido un par de semanas desde que pintaste la encimera, líjala con un lija al agua de grano 800 o superior. Después aplica una nueva capa de pintura y vuelve a lijar pasadas 48 horas. De esta forma, conseguirás un acabado como si estuviera lacada, ¡nadie creerá que la has pintado!

¿Te animas a pintar la encimera de tu cocina? Siguiendo estos consejos no solo conseguirás cambiar su aspecto, sino también que la pintura de tu encimera resista al uso diario. No olvides que encontrarás muchas más guías y trucos sobre bricolaje y decoración en www.bricoydeco.com ¡Gracias por comentar y compartir!

3 comentarios en “Los 7 factores clave para pintar la encimera de la cocina”

  1. hola quisiera que me ayudes a hacer una puerta que se recoja pues quiero separar mi dormitorio de la sala, no quiero que se vea mi dormitorio y tampoco quiero que me ocupe demasiado espacio, de que materiall odria hacerlo. gracias eres lo maximo me encanta tu programa, Dios te bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba