Paso a paso: forrar el interior de un bolso

paso-a-paso-forro-bolso

A veces tenemos objetos que no utilizamos porque les falta algún detalle que hace que no nos resulten cómodos o funcionales, como por ejemplo un bolso sin forro interior. Tengo un pequeño bolso de ante que compré hace varias temporadas pero que no suelo usar precisamente porque no me resulta cómodo no tener ningún tipo de bolsillo interno para dejar las llaves, el móvil, etc. Además al no tener forro, tampoco tiene mucha consistencia y se deforma con facilidad, por ello decidí que la mejor solución era hacerle uno con un retal de tela. Sigue leyendo para saber cómo forré el interior de este bolso paso a paso.

En las siguientes imágenes podéis ver el exterior e interior del bolso que tiene forma rectangular y cierra con solapa. Es de ante, un material poco rígido y que hace que no tenga consistencia y pierda forma con facilidad.

bolso-ante

A pesar de ello, el bolso me gustaba y estaba nuevo, pero no le estaba sacando provecho así que decidí forrarlo yo misma. Para ello utilicé un retal de tela que tenía en casa, coloqué el bolso encima y con una tiza bordeé la silueta sobre el revés de la tela para sacar el patrón.

forrar-interior-bolso

Una vez dibujada la silueta, la recorté dejando 1 cm de margen para las costuras. En este caso el bolso es plano y no es necesario dibujar los laterales pero habrá que tenerlo en cuenta en bolsos con más profundidad.

forro-interior-bolso

Para hacer el bolsillo interno recorté dos rectángulos de tela y los uní por los 4 lados, de forma que se viera el derecho de la tela por ambas caras. Seguidamente lo cosí en la parte del forro donde quería poner el bolsillo y le eché un pespunte para dividirlo en dos departamentos en los que colocar el móvil, las llaves, etc.

forro-interior-bolso

El siguiente paso fue coser los dos laterales de la tela que forman el rectángulo del bolso, de forma que el revés de la tela quede a la vista. Yo los cosí a máquina pero se puede hacer perfectamente a mano.

forro-interior-bolso

Por último, coloqué el forro en el interior del bolso y metí hacia dentro el sobrante que había dejado como margen, para fijarlo utilicé la plancha. Para darle un poco de consistencia y rigidez al bolso, antes de unir el forro al ante, coloqué en la parte trasera (entre el material del bolso y el forro) un rectángulo hecho con tetra brik. 

forro-interior-bolso

Para unir el forro al bolso podemos coserlo o pegarlo con pegamento textil o con cintas adhesivas para dobladillos. Yo utilicé cinta para dobladillos porque no quería que se notara ninguna puntada. Una vez fijado el forro al bolso, rematé la solapa con un pequeño cordoncillo amarillo para darle un poco de contraste.  

forro-interior-bolso

Después de seguir todos estos pasos, ya tenemos el bolso forrado interiormente. Ahora tenemos un bolsillo interno en el que podemos colocar pequeños objetos sin tener que rebuscarlos por el fondo.  Además el bolso ha ganado consistencia con el cartón interno que hemos colocado entre el forro y el ante y no se deforma aunque esté vacío.

forro-interior-bolso

Esta solución nos sirve tanto para bolsos que no tienen forro, como para los que lo tienen deteriorado, o sencillamente para cuando queremos renovar la tela por otra con estampado diferente.

¿Qué te ha parecido el resultado final? Aunque no es un cambio muy visible de forma externa, sí que supone una gran mejora que le ha añadido mayor funcionalidad y mejor acabado al bolso. Si te ha gustado este paso a paso, por favor compártelo con tus amigos.

2 comentarios en “Paso a paso: forrar el interior de un bolso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba