gafas de seguridad tintadas

Todo lo que deberías saber sobre las gafas de protección

Llevar un equipo de protección individual o EPI resulta esencial para evitar accidentes laborales. Dentro de este equipo, las gafas de seguridad o gafas de protección ocular son especialmente importantes. Su uso evitará la entrada de objetos o productos químicos en los ojos. Con esta guía sobre gafas de protección sabrás cuál es la mejor para ti.

El ojo es frágil y vulnerable y una pequeña irritación puede provocar lesiones leves o irreversibles, como la pérdida total de la vista. Las gafas tradicionales no protegen contra los riesgos más frecuentes a los que están expuestos nuestros ojos en un entorno laboral. Estos riesgos son:

  • Mecánico: impacto de partículas y líquidos a presión, polvo grueso, perforaciones.
  • Químico/biológico: salpicaduras de sustancias químicas, aerosoles líquidos, humos, gases, vapores, agentes biológicos/virus.
  • Eléctrico: arco eléctrico a cortocircuito, sistemas de transmisión de energía eléctrica.
  • Térmico: calor y salpicaduras de metal fundido.
  • Radiaciones: rayos UV, IR, láser y soldadura.

Por este motivo, las gafas de seguridad son indispensables a la hora de realizar trabajos de bricolaje, de carpintería, soldadura, etc., ya sea a nivel profesional o aficionado.

gafas de seguridad para trabajos de carpintería

¿Cómo deben ser unas gafas de protección?

Hay una serie de características que son comunes a todas las gafas de seguridad laboral:

  • Los marcos son más rígidos que los de las gafas tradicionales, ya que están diseñados para resistir la entrada de objetos y prevenir golpes.
  • Están fabricadas en policarbonato, que es un material robusto pero se raya con facilidad, o en acetato que tiene una buena resistencia a la abrasión y rayaduras, pero baja resistencia a la proyección de partículas.
  • Su diseño ha de ser cómodo y compacto para que no dificulte la visión ni resulte molesta.

Además, deben contar con el marcado CE que certifica que las gafas cumplen con la legislación obligatoria.

Normativa EN 166

La norma EN 166 hace referencia a los protectores individuales de los ojos utilizados contra los diversos peligros que puedan dañarlos. Según esta normativa europea, las gafas de seguridad se clasifican según su tipo en:

  • Con o sin protección lateral: acoplados en una montura con patilla.
  • De montura integral: encierran de manera estanca la zona de los ojos y en contacto con el rostro.
  • Pantalla facial: protege ojos y parcial o totalmente la cara.

Marcaje de las gafas de protección

Además, en la lente y en la montura debe haber unas marcas que indiquen su resistencia o nivel de impacto. Este nivel se indica mediante los siguientes símbolos:

  • S: resistencia de robustez aumentada. Soporta el impacto de una bola de acero pequeña en caída libre a 6 metros por segundo. Se encuentra en gafas de seguridad del sector de la automoción, sanitario y minero.
  • F: resistencia de baja energía. Soporta el impacto a 45m/s. Indicadas para trabajos de albañilería, serrado, etc.
  • B: resistencia de media energía. Soporta el impacto a 120m/s. Se utilizan en trabajos expuestos a salpicaduras de líquidos o metales fundidos, con polvo en suspensión que requieren mayor hermeticidad, laboratorios y cabinas
    de pintura.
  • A: resistencia de alta energía. Soporta el impacto a 190m/s. Sólo se aplica a pantallas faciales y se utilizan mayormente para cubrir riesgos eléctricos y de vapores.
  • T: resistencia a las partículas de gran velocidad y temperaturas extremas.

Otros símbolos que encontrarás en el marcado de la gafa de seguridad son:

  • Clase óptica: uso permanente (1), frecuente (2) u ocasional (3)
  • Campo de aplicación: filtro UV (2 y 3), filtro IR (4), filtro solar (5 y 6) y filtro de soldadura
  • Clase de protección: grado de filtración de la luz visible (de 1,2 a 6)
  • Percepción de colores: no alterados (C)
  • Revestimiento antirayaduras (K)
  • Revestimiento antivaho (N)
  • Iniciales del proveedor

Tintes ópticos

Las gafas de protección de policarbonato están disponibles en varios tintes ópticos. Cada tinte se corresponde con unas condiciones de trabajo específicas:

  • En interior: incoloro o amarillo si hay poca iluminación
  • Al exterior o en lugares soleados o de deslumbramiento que pueden provocar el cansancio ocular: marrón, azul, gris y rojo
  • En interior y exterior: plateado
  • Para soldadura: IR3 y IR5

gafas de seguridad tintadas

¿Cómo elegir una gafa de seguridad?

Ahora que ya conocemos toda la parte teórica, pasemos a la práctica: ¿qué gafa de seguridad necesito? En primer lugar, se ha de tener en cuenta el tipo de trabajo que vamos a realizar y a los riesgos que estamos expuestos. En función de ello se escogerá un tipo de gafa de protección y un nivel de impacto. Normalmente, para riesgo químico se recomienda las gafas de montura integral y de pantalla facial para riesgo eléctrico y algunos casos de riesgo térmico.

También se deben tener en cuenta las condiciones de trabajo y el entorno. En ambientes húmedos hay que usar las gafas de protección con un revestimiento antivaho. Cuando se trabaja de forma continuada en el exterior, deberá incorporar un tinte óptico que nos proteja de los rayos UV.

Otro factor importante es si llevamos gafas correctoras, ya que en este caso se puede optar por unas gafas de protección graduadas si el uso va a ser continuado. También se pueden emplear gafas de seguridad estándar colocadas sobre las gafas graduadas que llevamos puestas, aunque están indicadas para un uso puntual.

En cualquier caso, las gafas de seguridad deben proteger pero también deben ser cómodas para ti y sentir que no las llevas puestas.

gafas de protección laboral

Qué hacer en caso de accidente ocular

Por muchas precauciones que tomemos podemos sufrir un accidente o percance que dañe nuestros ojos. Saber qué hacer en ese momento y cómo actuar según el tipo de lesión resulta clave. En este sentido, se recomienda:

  • Cuerpos extraños: no frotar el ojo y utilizar colirios y líquidos específicos para lavar la zona.
  • Cortes, pinchazos u objetos introducidos en el ojo: no lavar el ojo y no tratar de retirar el objeto introducido en el ojo.
  • Quemaduras químicas: lavar el ojo inmediatamente con abundante agua durante 15 minutos y abrirlo todo lo que se pueda. No se deben utilizar nunca colirios.
  • Golpes en el ojo: Limpiar el ojo con abundante agua y no utilizar ningún tipo de colirio. Aplicar en la zona ocular una compresa fría sin hacer presión.

Además, sea cual sea la lesión, se deberá acudir al médico inmediatamente para descartar lesiones mayores.

lesión ocular

Espero que esta guía sobre gafas de protección  te ayude a escoger la mejor para ti y te haya concienciado de lo importante que es para tu seguridad. No olvides que encontrarás muchas más guías y proyectos sobre bricolaje y decoración en www.bricoydeco.com ¡Gracias por comentar y compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba