Forrar con vinilo: cómo renovar una sencilla cómoda de melamina

forrar-con-vinilo-muebles-melamina

El vinilo autoadhesivo es un material económico con el que podemos tunear y renovar fácilmente muebles en un tiempo récord. Su colocación no requiere experiencia previa si bien está claro que con un poco de práctica podemos llegar a conseguir resultados realmente sorprendentes, de hecho solo tienes que ver el antes y después de forrar con un vinilo una sencilla cómoda de melamina para comprobarlo.

Las superficies planas y sin molduras de los muebles de melamina son las más apropiadas para forrar con vinilo. Si estás cansado del color de las puertas de tu cocina o de las de tus armarios, el vinilo autoadhesivo es una forma rápida y bastante económica de darles un giro de 180 grados. A continuación tienes algunos ejemplos:

Forrar con vinilo las puertas de un armario (puedes ver el paso a paso en este enlace)

forrar-con-vinilo-puertas

Forrar con vinilo un mueble de melamima (puedes ver el paso a paso en este enlace).

forrar-con-vinilo-muebles

A veces no es necesario forrar todo el mueble para actualizarlo, simplemente añadiendo un detalle o forrando parte de él se pueden conseguir muy buenos resultados. En este caso concreto lo único que se han forrado han sido los frentes de una cómoda de melamina que, aunque estaba en buen estado, no tenía nada que la hiciera destacar o que la diferenciara de una sencilla cajonera.

forrar-con-vinilo-muebles-melamina

Para actualizar y renovar esta cómoda he utilizado los siguientes materiales:

Vinilo autoadhesivo de color verde menta mate (se puede comprar por metros en Vinilosametros).

Cinta de carrocero o de pintor.

Cutter (normal y de precisión para manualidades).

En primer lugar lo que debemos hacer es retirar los tiradores de la cómoda o cajonera  y medir el frente del cajón (en mi caso 58 centímetros de largo por 22 centímetros de alto). Para trabajar más cómodo resulta conveniente extraer totalmente el cajón, si bien en mi caso estaba unido a las guías laterales y trabajé sin extraerlo del todo, únicamente abriéndolo.

Una vez tengamos las medidas, cortaremos un rectángulo de vinilo que tenga un par de centímetros más que el cajón por cada lado, es decir, en mi caso 2+58+2 = 62 centímetros de largo y 2+22+2= 26 centímetros de alto. Seguidamente seleccionaremos el dibujo o plantilla que queramos trasladar al vinilo que bien se puede calcar sobre el vinilo, o imprimir directamente en la parte trasera de papel (podéis ver cómo hacer  un vinilo decorativo en este enlace).

En este caso particular he utilizado el siguiente diseño que previamente he cortado con una máquina de corte:

forrar-con-vinilo-plantilla

Si no tenéis máquina de corte podéis utilizar un cutter de precisión como el de la siguiente imagen para troquelar el dibujo y retirar la parte del vinilo que queramos descartar:

cutter-de-precision-para-manualidades

Os aseguro que no es necesario un diseño demasiado complicado para obtener un buen resultado, incluso podéis ayudaros de plantillas de stencil para realizar vuestro dibujo personalizado.

Una vez hayamos pasado el diseño al vinilo, debemos descartar o despegar la parte que no vamos a adherir al frente del cajón:

forrar-con-vinilo-troquelado

Para facilitar la colocación del vinilo troquelado sobre el mueble pegaremos encima unas cintas de carrocero o de pintor, de esta forma cuando despeguemos el papel removible del vinilo, el dibujo se mantendrá  intacto. Conviene que desgastemos un poco el adhesivo de la cinta de carrocero para que no resulte demasiado complicado despegarla del vinilo.

forrar-con-vinilo-muebles

El siguiente paso consistirá en despegar un lateral de unos 3 ó 4 centímetros para ayudarnos a centrar y colocar el vinilo sobre la superficie a la que queramos adherirlo (en este caso el frente del cajón). Como veis también la parte troquelada queda adherida a la cinta de carrocero y no se deforma conforme vamos despegando el papel.

forrar-con-vinilo-troquelado

Una vez hayamos centrado el vinilo, con una mano lo iremos colocando y con la otra retiraremos el papel de la parte trasera. La ventaja de utilizar un vinilo troquelado es que es muy difícil que queden burbujas de aire ya que estas se eliminan fácilmente por el troquelado.

forrar-con-vinilo-troquelado

A continuación ya solo nos quedará retirar la cinta de carrocero con mucho cuidado y recortar con un cutter la parte sobrante de los laterales del cajón.

forrar-con-vinilo-troquelado

No es un trabajo difícil o complicado pero sí require de paciencia y ser cuidadoso tanto a la hora de recortar el dibujo como a la hora de colocarlo, sin embargo el resultado final creo que bien merece la pena:

forrar-con-vinilo-comoda

Por último ya solo nos quedaría volver a colocar los tiradores que ya teníamos o unos nuevos, si bien en mi caso he prescindido de ellos ya que los cajones se pueden abrir fácilmente por los laterales.

forrar-con-vinilo-cajones

Teniendo en cuenta que el precio de un metro de vinilo autoadhesivo de 122 cm de ancho es de 8,5 euros, y que para forrar con vinilo los frentes de los cajones de esta cómoda he necesitado menos de la mitad, se puede decir que he conseguido actualizar y renovar una sencilla cómoda de melamina blanca por 4 duros (o 4 €).

forrar-con-vinilo-comoda

¿Qué te ha parecido este antes y después de forrar con vinilo una cómoda de melamina? Viéndola nadie diría que era la misma ¿verdad? Ya has visto que actualizar, renovar o adaptar un mueble de melamina a un nuevo espacio no es tan difícil y además puede ser muy económico. No tienes excusas, nuevo no… ¡¡¡renuevo!!!

Puedes ver muchas más ideas sobre bricolaje y decoración en www.bricoydeco.com ¡Muchas gracias por comentar y compartir!

 

 

4 comentarios en “Forrar con vinilo: cómo renovar una sencilla cómoda de melamina”

  1. Que chula te ha quedado, parece otra¡¡¡ hay que ver la de cosas que podemos renovar, reciclar con vinilos, con poco gasto se obtienen resultados muy bonitos, Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba