decorar-con-vinilo-magnetico-mural-infantil

Decorar con vinilo magnético

decorar-con-vinilo-magnetico-mural-infantil

El vinilo magnético o imantado es un tipo de vinilo que por una de sus caras lleva una lámina imantada de color negro y por la otra podemos escribir, imprimir o aplicar cola y forrarla con diferentes materiales. Esta clase de vinilo se utiliza bastante en el ámbito comercial pero también tiene muchas posibilidades en la decoración de nuestro hogar. Con un poco de creatividad podemos sacarle mucho partido al vinilo magnético, más allá de los típicos imanes de nevera.

Al igual que otros tipos de vinilo, el vinilo magnético es un material flexible que podemos cortar fácilmente con tijeras o un cutter, de hecho su textura y grosor es similar al de la goma eva. Esta característica facilita que podamos realizar multitud de formas que luego se pueden adherir a cualquier superficie metálica.

Su precio es bastante económico, el que yo he utilizado tiene 0,65 metros de ancho se pueden comprar los metros que necesites en Vinilosametros.com (9,30 euros el metro más IVA). Una de sus ventajas es que del vinilo magnético se puede aprovechar todo (como del cerdo), cualquier pequeña pieza sobrante se puede adherir a otro objeto (un botón, un broche, etc.) y ya tenemos otro imán.

Decorar una habitación infantil con vinilo magnético

El vinilo magnético puede dar bastante juego a la hora de decorar habitaciones infantiles, tanto para hacer murales como juegos didácticos para los niños. Por ejemplo, en la siguiente imagen podéis ver un mural adhesivo imantado de la marca francesa  Janod, que incluye imanes de animales para que los niños los coloquen en el mural y aprendan en qué parte del mundo vive cada animal.

mural-infantil-vinilo-magnetico

Inspirándome en la idea anterior me he estrenado con el vinilo magnético haciendo un mural con fotos para una habitación de bebé.

Un mural de fotos con vinilo magnético

Este mural con fotos me pareció una buena idea para decorar la habitación de un bebé ya que puedes cambiar las fotos fácilmente, recolocarlas, añadir más o menos, etc… Ya sabemos que los bebés cambian de un día para otro y este mural se adapta a ellos a la misma velocidad. Además los imanes con dibujos infantiles, aparte de decorar, sirven para poder colocar notas o recordatorios: próxima visita al pediatra,  último peso, fecha del primer diente…

Para las fotos he recortado varios marcos estilo polaroid y también he imprimido algunos dibujos sobre el vinilo.

Como base metálica del mural he utilizado uno de los estantes que le quité al espejo del dormitorio pero en general sirve cualquier base metálica, incluso se puede aprovechar alguna bandeja que ya no utilicemos o pintar cualquier material con pintura magnética.

Los marcos polaroid que he hecho son para fotos de 10 x 15 cm pero se pueden ajustar a cualquier otro tamaño de foto. Para realizarlos he hecho sobre el vinilo magnético un rectángulo de 10 x 15 cm y otro rectángulo interior, dejando dejando un margen de 1,5 cm en los laterales y en la parte de arriba y de 4 cm en la parte inferior.

Para decorar el marco he utilizado unas cartulinas estampadas con diversos motivos que compré este verano en el Lidl, las he cortado igual que el vinilo magnético y  las he pegado con cola para manualidades a la parte imprimible del vinilo (la que es blanca).

 

decorar-con-vinilo-magnetico-marco-fotos-polaroid

Si no tenéis cartulinas estampadas podéis utilizar cualquier papel decorado, incluso papel de regalo. También se puede decorar con washi tape, retales de tela, pintura o imprimir directamente sobre el vinilo magnético, que es lo que he hecho con el resto de imanes que adornan el tablero.

Para ello he buscado varios dibujos infantiles relacionados con la decoración de la habitación y los he imprimido directamente en el vinilo magnético (por la cara blanca). Para finalizar los he recortado con las tijeras y el resultado final podéis verlo en la siguiente imagen.

decorar-con-vinilo-magnetico-mural-infantil

 

Lo que más me gusta de este mural es que no sólo es decorativo sino que también es bastante práctico.  Gracias al vinilo magnético podemos cambiar las fotos en menos de un minuto, incluso podemos ver la evolución del bebé colocando una foto de cada mes. Los dibujos magnéticos no sólo están para hacer bonito sino que también sirven para colocar notas y recordatorios.

Para hacer todas estas figuras imantadas (marcos de fotos y dibujos) únicamente he necesitado 25 cm de vinilo magnético, que supone un coste de unos 3 euros. ¡Más barato prácticamente imposible! Sobre todo si lo comparamos con los kits de este estilo que ya vienen preparados.

¿Qué os ha parecido este mural infantil decorado con vinilo magnético? Es una idea que se podéis adaptar a otro tipo de murales: fotos familiares, de vuestro último viaje, etc., todo es cuestión de echar mano de la creatividad para aprovechar el potencial de este material.

decorar-con-vinilo-magnetico-mural-infantil

Si te ha gustado esta entrada por favor compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba