antes-y-despues-silla-restaurada

Antes y después de una silla con encanto

silla shabby chic

 

El otro día os hablaba de las segundas oportunidades que pueden tener nuestros muebles, hace unos días lo puse en práctica y ahora voy a mostraros el resultado.

Este año también tengo el propósito de adecentar la casa familiar que, como os podéis imaginar, está plagada de muebles viejos, muebles con encanto, piezas más o menos recuperables y estancias necesitadas de un nuevo estilo y una nueva luz.

Recuerdo esta siila del recibidor desde que tengo memoria. Era una silla más bien para «hacer bonito«, te podías sentar en ella pero la verdad es que no daba mucha sensación de seguridad. Aún así ha resistido con bastante dignidad el paso del tiempo.

silla barrotes

Estaba pintada en un tono vainilla y tenía un poco deterioradas las patas y el respaldo.

pata deteriorada

respaldo deteriorado

Lo primero que hice fue lijar toda la silla y luego quité el tapizado del asiento. Para mi sorpresa me encontré con otro tapizado y otro más, y otro… así hasta llegar a cinco.

tapizados_silla

Pero aún mayor fue la sorpresa cuando descubrí que bajo tanta capa de tapizado había una bonita rejilla que estaba en perfecto estado.

rejilla silla

Aunque también había muchos pequeños agujeros después de quitar las innumerables puntillas que sujetaban el tapizado, así que volví a lijar, apliqué masilla y repetí el lijado una vez se hubo secado.

El siguiente paso consistió en aplicar una capa de imprimación, volviendo a lijar una vez se secó.

silla con imprimación

Posteriormente le di una capa de esmalte acrílico y resalté las zonas redondeadas con esmalte plata.

silla pintada

silla pintada

silla pintada

Y con estos sencillos pasos hemos conseguido un clásico renovado, la silla  que no ha perdido su encanto, tiene cierto aire shabby chic y un toque de modernidad. ¿Qué os ha parecido esta segunda oportunidad?

5 comentarios en “Antes y después de una silla con encanto”

  1. Hola guapa, te ha quedado genial la silla, la verdad es que parece otra. Y lo del toque plateado me parece una gran idea, a mi no se me habría ocurrido jamás… jejeje.
    Bueno veo que estás metida de lleno en la restauración de muebles antiguos, sigue así que ya verás como es todo un éxito.
    Un besito. Sonia.

    1. Gracias Sonia, iré alternando la restauración con otras cosa ya que mi estilo es más actual aunque he de reconocer que un mueble clásico bonito es como un fondo de armario, lo puedes lucir temporada tras temporada 😉

  2. HOLA CHUS. ME ENCANTA LA FORMA DE EXPLICARLO.Y PRECISAMENTE DE UNA EXPLICACION QUIERO DE TI : COMO SE PUEDE FABRICAR EN CASA GOMA LACA. OTRA COSITA CUANDO SE MEZCLA MITAD DE AGUA Y MITAD COLA BLANCA, EL RESULTADO SE LLAMA? MUCHAS GRACIAS . MI CORREO ES: sanchezsogorb@gmail.com

    1. Hola! No me llamo Chus pero me imagino que me preguntas a mi 🙂

      Nunca he hecho goma laca casera pero según tengo entendido se hace mezclando en un frasco de vidrio 250 ml de alcohol de 96 grados (el de farmacia) con 50 gramos de goma laca en escamas (de venta en droguerías). Se agita bien y se deja tres días removiendo de tanto en tanto.

      La mezcla de mitad cola y mitad agua no recuerdo ahora como se llama pero se utiliza como selladora o para dar una capa de protección a trabajos manuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba